Amy Winehouse Tribute

Back to Dingle

“Back to Dingle: Amy Winehouse Tribute” nace a mediados de 2012 en Barcelona bajo la idea fundamental de ofrecer al público un espectáculo con clase, selecto, íntimo y minimalista en sus formas.  Todo ello con el ánimo que trasmitir una pincelada del arte, emoción y sensibilidad a todo aquel oyente a través de la voz de Alicia Sanchez(Alyta), las guitarras de Fran de Lucas y el sonido del bajo de Guillermo La Plena. Se trata de un tributo a una voz – la de la diva Amy Winehouse-  así como al formato llevado a cabo en exclusiva en su concierto en la iglesia de Saint James en diciembre de 2006 en Dingle (Irlanda) para la televisión, con ausencia total de instrumentación de viento, teclados y percusiones.  En aquel evento su voz tan sólo contó con el acompañamiento de la guitarra de Robin Barnejee y el bajo de Dale Davis. Es así un show en estado puro, sin elementos añadidos. El gusto de Fran de Lucas por la música soul, R&B, R&R y del sonido vintage, así como por los shows acústicos unplugged y por supuesto por Amy -su voz y su música- fue elemento detonante de la puesta en marcha y creación de este tributo.  Un exhaustivo cásting vocal y la búsqueda de un equilibrio en el bajo ha dado como resultado “Back to Dingle: Amy Winehouse Tribute”

BACK TO DINGLE ¿TODO POR UNA ACTUACIÓN? SI, PERO NO UNA ACTUACIÓN CUALQUIERA.

Imagen 207-2

Amy Winehouse Tribute pretende trasladar al espectador a un momento especial: el creado por la propia Amy Winehouse, Dale Davies (bajo) y Robin Banerjee (guitarra) durante una actuación disfrutada en directo exclusivamente por 85 personas, realizada en el conocido programa irlandés “Other voices” bajo el título del documental “Amy Winehouse: when she come to Dingle”( 2006) El documental / concierto y las propias inquietudes de Fran de Lucas, hacen que éste se decida a trasladar dicho espectáculo a la escena actual. Con Alicia Sánchez (la voz – Amy Winehouse), Guillermo La Plena (Bajo – Dale Davis) y el propio Fran de Lucas (Guitarra – Robin Banerjee) evocando con el mayor de los respetos, no sólo la voz inequívoca de Amy Winehouse, sino también un formato, unas construcciones armónicas geniales y dinámicas llenas de buen gusto y simplicidad que no pasarán desapercibidas para el espectador. Es precisamente a Amy Winehouse, a su formación,  y al momento tan especial creado por todos ellos en dicho concierto a quien va dirigido este Tributo y homenaje.

Imagen 152-003